Circunstancias nacionales de Colombia

Please wait while flipbook is loading. For more related info, FAQs and issues please refer to DearFlip WordPress Flipbook Plugin Help documentation.

  • Déficit de vivienda cuantitativa (HOGARES): TOTAL:12.37%; URBANO 12.56%; RURAL 11.715
  • Déficit de vivienda cualitativo (HOGARES): total 23.84%; rural 56.54%; urbano 14.40%
  • Índice multidimensional de pobreza (FUENTE: DANE,2018):
        – Total Nacional: 19.6
        – Cabecera: 13.8
        – Centros poblados y rural disperso: 39.9
  • Desplazamiento: Total Nal personas expulsadas: 137.909; personas recibidas 115.323 y personas declaradas 161.631. (Cifras Unidad de víctimas.2018).
  • Índice GINI concentración de la tierra 0,73 (IGAC _UPRA, 2014)
  • Distribución y tenencia de la tierra: El 63,5% de los productores residentes en el área rural dispersa se concentraron en UPA de menos de 5 hectáreas, y ocuparon el 4,2% del área censada de los productores. Para los productores no residentes sus participaciones fueron de 72,1% y 5,7%, respectivamente (DANE, Censo agropecuario, 2014).
  • Nutrición: Prevalencia de deficiencia en la ingesta de energía en la población de 2 a 64 años En Colombia el 63.7% de las personas presentan. deficiencia en la ingesta de energía y el 16% supera la recomendación; mostrando una coexistencia entre la pobreza y la malnutrición por déficit y por exceso. (ENSIN. LINEA BASE 2005 en plan nacional de seguridad alimentaria y nutricional 2012_2019).
  • Deforestación 2017-2018: 197.159 ha
  • Superficie cubierta por bosque natural  (ha): 60.025.731 (Fuente IDEAM).
  • Ecosistemas estratégicos:
    – GLACIARES (Año 2017): 36.7 km2 (Fuente IDEAM)
    – PÁRAMOS: 2.254.444 ha (Fuente IDEAM: Mapa de ecosistemas continentales, costeros y marinos 2017)
    – BOSQUE SECO: 330.545 ha (Bosque andino seco: 7.545 ha, Bosque basal seco: 108.191 ha, Bosque de galería basal seco: 165.463, Bosque subandino seco: 49.346) (Fuente IDEAM: Mapa de ecosistemas continentales, costeros y marinos 2017)
    – HUMEDALES: se recomienda mantener el dato de Jaramillo et al.
  • Humedales registrados: No fue posible identificar una fuente oficial para actualizar el dato de los humedales registrados
  • Áreas naturales protegidas:  1342 áreas protegidas – 31.407.280 ha (RUNAP, 2020)
  • Áreas protegidas terrestres: 18.590.099 ha (RUNAP, 2020)
  • Áreas protegidas marinas: 12.817.181 ha (RUNAP, 2020)
  • Biodiversidad (SIB, 2019)
    – ESPECIES DE PLANTAS: 26.232
    – ESPECIES DE ALGAS: 295
    – ESPECIES DE LIQUENES: 1530
    – ESPECIES DE ANIMALES: 27.167
    – ESPECIES DE HONGOS: 1758
  • Tasa de migración: El dato que se encuentra en la infografía corresponde con la estimación realizada por el DANE para el periodo 2015-2020
  • Nivel de pobreza monetaria: 27% (DANE, 2018)
  • Nivel de pobreza monetaria extrema: 7.2% (DANE, 2018)
    – VARIACIÓN PORCENTUAL PIB AÑO 2019 (PROVISIONAL): 7.8
    – PIB TOTAL AÑO 2019 (PROVISIONAL- A PRECIOS CORRIENTES-METODOLOGÍA AÑO BASE 2015): USD 323,649.1 millones
    – PIB POR HABITANTE AÑO 2019 (PROVISIONAL- A PRECIOS CORRIENTES-METODOLOGÍA AÑO BASE 2015): USD 6,424.9
  • Valor de exportación de crudos y derivados  (Año 2019): 15.961.953 miles de dólares FOB (DANE)
  • Producción anual de crudo (Año 2017): 312 MBL (Fuente: UPME)
  • Generación de energía eléctrica (año 2017): 66.551.928 GWh (UPME)

Sistema nacional de cambio climático (SISCLIMA)

Con el Decreto 298 del 24 de 2016, se consolidó el Sistema Nacional de Cambio Climático, el cual tiene por objetivo coordinar, articular, formular, hacer seguimiento y evaluar las políticas, normas, estrategias, planes, programas, proyectos, acciones y medidas en materia de adaptación al cambio climático y de mitigación de gases efecto invernadero. El Decreto establece que las 2 instancias encargadas de coordinar el SISCLIMA son la Comisión Intersectorial de Cambio Climático y los 9 nodos regionales de cambio climático, que debido a su carácter intersectorial y transversal implica la necesaria participación y corresponsabilidad de las entidades públicas del orden nacional, departamental, municipal o distrital, así como de las entidades privadas y entidades sin ánimo de lucro.

Ley de cambio climático

A través de la Ley 1931 de 2018 se apunta a fortalecer la planificación e implementación de la Política Nacional de Cambio Climático y el cumplimiento de los compromisos internacionales de Colombia en esta materia.

De la referida ley se destacan entre otros aspectos: el establecimiento de disposiciones para fortalecer el Sistema Nacional de Cambio Climático (SISCLIMA); la disposición formal de instrumentos sectoriales y territoriales para reforzar la gestión del cambio climático; la creación del Sistema Nacional de Información sobre el Cambio Climático; y la generación de nuevos instrumentos económicos y financieros para la gestión del cambio climático, como los cupos transables de emisión.

Política nacional de cambio climático

Adicionalmente, uno de los instrumentos con los que hoy cuenta el país para hacer frente al fenómeno del cambio climático es la Política Nacional de Cambio Climático (PNCC), formulada paralelamente a la adopción del Acuerdo de París y la formulación de la NDC entregada ante la CMNUCC el 12 de julio de 2018. Su objetivo es incorporar la gestión del cambio climático en las decisiones públicas y privadas para avanzar en una senda de desarrollo resiliente al clima y baja en carbono, que reduzca los riesgos del cambio climático y permita aprovechar las oportunidades que este genera       

Plan nacional de adaptación al cambio climático (PNACC)

El PNACC es una estrategia que permite a los actores sectoriales y territoriales identificar sus principales amenazas y vulnerabilidades, así como sus mayores fortalezas para trabajar articuladamente en la implementación de políticas, planes, acciones y proyectos para reducir el riesgo a los impactos de los fenómenos climáticos en el país. 

A través de la implementación del PNACC se espera reducir el riesgo y los impactos socio-económicos y ecosistémicos asociados a la variabilidad y al cambio climático.           

Estrategia Colombiana de Desarrollo Bajo en Carbono

La Estrategia Colombiana de Desarrollo Bajo en Carbono (ECDBC) es un programa de planeación del desarrollo a corto, mediano y largo plazo liderado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible – MADS, a través de la Dirección de Cambio Climático y con apoyo del Departamento Nacional de Planeación – DNP y los Ministerios Sectoriales: Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio, Ministerio de Minas y Energía, Ministerio de Transporte y Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural. La ECDBC busca desligar el crecimiento económico nacional del crecimiento de las emisiones de GEI logrando maximizar la carbono-eficiencia de la actividad económica del país y contribuyendo al desarrollo social y económico nacional. A través de la ECDBC el país busca establecer un pilar de crecimiento económico que promueva la competitividad, el uso eficiente de los recursos, la innovación y el desarrollo de nuevas tecnologías.

Los objetivos específicos de la ECDBC son:

1) Identificar y valorar acciones que estarán encaminadas a evitar el crecimiento acelerado de las emisiones de GEI a medida que los sectores crecen;

2) Empoderar y motivar a los sectores para tomar decisiones que reduzcan sus emisiones a futuro, alcanzando al mismo tiempo las metas de crecimiento que tienen y generando beneficios sociales, económicos y ambientales;

3) Desarrollar planes de acción de mitigación en cada sector productivo del país con impacto en emisiones GEI, así como de NAMAs (Acciones de Mitigación Apropiadas a Nivel Nacional) y de proyectos emblemáticos de mitigación en cada sector;

4) Establecer metas de reducción de emisiones en el largo plazo acordes con el contexto y la realidad nacional y concordantes con las decisiones y estándares internacionales;

5) Crear o promover las herramientas necesarias para su implementación, incluyendo los aspectos de política, regulatorios y financieros a fin de lograr la reducción de la tendencia de emisiones de GEI;

6) Generar los mecanismos adecuados para el monitoreo de los avances, el reporte a nivel nacional e internacional y la correspondiente verificación de la información, de manera armónica con los estrategias nacionales de gestión de la información y los estándares internacionales.

La Estrategia de Desarrollo de Bajo Carbono es una de las Estrategias del Gobierno Nacional para enfrentar el cambio climático, consignadas en el CONPES 3700 de 2011 Estrategia Institucional para la Articulación de Políticas y Acciones en Materia de Cambio Climático en Colombia, los Planes Nacionales de Desarrollo 2010-2014 y 2014-2018; y recientemente en el Decreto 298 de 2016 sobre el Sistema Nacional de Cambio Climático.

Plan Integral para la lucha contra la Deforestación

El Gobierno de Colombia, a través del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, presenta al país «Bosques Territorios de Vida» Estrategia Integral de Control a la Deforestación y Gestión de los Bosques, como instrumento de política transectorial que involucra la corresponsabilidad de los distintos sectores del Estado colombiano, con el propósito de frenar la deforestación y degradación de los bosques, atendiendo la complejidad de las causas que la generan, partiendo de reconocer el significado estratégico de estos ecosistemas para el país, por su importancia sociocultural, económica y ambiental, por su potencial como una opción de desarrollo en el marco del proceso de construcción de la paz, y por su contribución a la mitigación y adaptación al cambio climático.

Sistema nacional de información de cambio climático

La política de cambio  climático de 2017, establece los lineamientos del  Sistema de información nacional sobre cambio climático, el cual, deberá abarcar el sistema de monitoreo, reporte y verificación, de las emisiones y reducciones de gases de efecto invernadero; el sistema de monitoreo y evaluación sobre la adaptación al cambio climático y el seguimiento a los medios de implementación y la información e instrumentos necesarios para el seguimiento a los avances de la contribución nacionalmente determinada.

Adicionalmente la ley de cambio climático en su artículo 26 crea el que proveerá datos e información transparente y consistente en el tiempo para la toma de decisiones relacionadas con la gestión del cambio climático.

Actualmente, el país se encuentra en el proceso de diseño del Sistema Integrador de Información sobre Vulnerabilidad Riesgo y Adaptación (SIIVRA), con el apoyo del “Programa de preparación de la adaptación” que financia el Fondo Verde del Clima. El sistema tiene como objetivo organizar y facilitar el acceso e integración de información y evidenciar tendencias de datos, que son necesarios para identificar sensibilidad, capacidad adaptativa, vulnerabilidad, riesgo, adaptación e impactos potenciales por cambio climático de los territorios, para la toma de decisión a nivel sectorial y territorial.

A su vez facilitará el monitoreo de la adaptación a través de indicadores de gestión y de la evaluación de la adaptación por medio del análisis del cambio en la vulnerabilidad.

Por otra parte, las instituciones que hacen parte del Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático (PNACC) se encuentran involucradas.

Marco legal